# El Obsequiador de Voces

Le prometió el Mundo, le prometió las cosas más lindas que tiene la Vida. Y como para que no le quedaran dudas, le regaló su voz.
Ésa era la rutina del Obsequiador de Voces.
Este hombre canta, como muchos otros, pero a diferencia de esos Otros, él no es famoso. Y esto es porque cada tres, cinco, diez canciones le cambia la voz. Y entre ellas son totalmente distintas, nadie creería que vienen de la misma persona.


Hace algunos años, cuando se le moría todo resto de infancia y dejaba el mundo de la adolescencia, y entraba a eso que sólo los viejos llaman "adultez", el Obsequiador de Voces descubrió que le quedaba poco tiempo de vida (en ese momento, cabe aclarar, todavía no era el obsequiador de voces). Desesperado y triste, estaba a unto de resignarse ante la Muerte, cuando un día se chocó con una dulce ancianita. Casi como un secreto, la abuelita le confesó que en realidad era una bruja, y que tenía algo muy importante que decirle. Le dijo despacito "no tenés que preocuparte por el final de esta vida. Cuando el Encargado de darte vida te formó, lo hizo con muchas personitas". Éso fue suficiente.


El Obsequiador de Voces canta. Cada dos por tres se enamora y cada dos por tres le cambian los gustos. Él tiene muchas personitas dentro, cada una con sentimientos, aromas, voces diferentes. Cada una con un Universo entero propio. Cuando se enamora, de un hombre, de una mujer, de un libro, de una flor, el Obsequiador de Voces entrega un corazón entero. Y lo hace cantando. Cada tres canciones, o cinco, o diez, esa voz/corazón se desprende de él y queda en el corazón del ser Amado. Para él cantar es una forma de morir. Y una linda.
La ancianita le había dicho, también, que cuando se le terminen las personitas sólo iba a quedar su alma, algo muy importante.
El Obsequiador de Voces ansía (a veces, a veces no) el momento en que pueda cantar con su alma, conocer su verdadera voz.


Totuvert.~ 20/05/2012

2 comentarios:

Asselborn, Mauro Hernán dijo...

La primer manzana al piso:
Empezaré banalmente: Me gustó.
Seguiré más explicativamente: Puede tomarse todo como una metáfora o dejar todo eso de lado y disfrutar de su contenido poético (llamaría yo). Donde prácticamente todo es inventado pero en relación al mundo que conocemos y por ello conserva una lógica tan interesante y rica que lo hace tierno y emocionante.

Patota dijo...

bue, como para no ser redundante con lo que quiero decir, voy a quedarme con una sola palabra totu: EXELENTE.
La verdad tiene un vuelo hermoso